Paola Villar S.

Los peruanos ya no tendremos que pagar en nuestros recibos de luz por el Gasoducto Sur Peruano (GSP), proyecto donde estaba involucrada la cuestionada empresa brasileña Odebrecht y que deberá volver a ser licitado “en condiciones más convenientes”, según indicó Gonzalo Tamayo, titular del Ministerio de Energía y Minas.

“Este Gobierno cree que no es conveniente financiar el gasoducto con un cargo en las tarifas eléctricas”, precisó el miércoles el ministro, con referencia al Cobro por Afianzamiento de Seguridad Energética (CASE) que figura en las tarifas eléctricas de los usuarios y que fue suspendido este jueves por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin).

¿Cómo figuraba este cargo adicional? Si usted mira algún recibo por consumo de energía eléctrica de su hogar, podrá ver en la descripción el concepto “Afianzamiento Seguridad Energética”, que se encuentra detallado debajo del IGV.

Este cargo dependía del monto que cada persona pagaba por luz en el mes. En ese sentido, Osinergmin confirmó a El Comercio que el porcentaje puede variar aproximadamente entre 1,8% y 2,4% del monto total del recibo de luz.

Si el consumo de energía de un usuario era, por ejemplo, de S/138, lo que debía pagar por Afianzamiento de Seguridad Energética era un aproximado de S/3,70. Con un consumo de S/120, la cifra llegaba a S/3,19; y así sucesivamente. Cabe resaltar que los recibos a los que accedió este Diario datan de diciembre del 2016.

OTROS CARGOS REGULADOS
Es importante aclarar que el GSP es solo una parte del total de los cargos para inversión en energía, por lo que, al sacarse este proyecto del recibo, todavía seguirán existiendo otros cargos regulados que cada usuario percibe en su consumo de energía.

Con referencia a estos, cuyos fondos son destinados para financiar obras de infraestructura, Ricardo Del Águila, Socio de Auditoría de EY Perú, consideró que como “concepto” son necesarios, porque contribuyen a mantener y mejorar el sistema. “En la medida en que las licitaciones de los proyectos sean competitivas y los proyectos viables, el monto de estos cargos serán menores para los usuarios”, detalló.

Por otro lado, este Diario conversó meses atrás acerca de los sobrecargos asumidos por los usuarios con el presidente del Comité Sectorial Eléctrico de la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía (SNMPE), Carlos Caro Sánchez. El experto puntualizó que el costo de la infraestructura no debería anexarse a la tarifa, sino más bien debería financiarse por otros medios al generar “distorsiones” en los precios finales.

DATO
En la resolución publicada el jueves que suspendió el CASE, Osinergmin suspendió también otros dos cargos que no se percibían en los recibos de luz de los usuarios, pero que entraban dentro del mercanismo de ingresos garantizados del Gasoducto. Estos fueron el Cargo por Sistema de Seguridad Energética en Hidrocarburos (SISE) y la Tarifa Regulada de Seguridad (TRS).


LEAVE A REPLY