Toda madre que se precie ha azuzado alguna vez a sus bástagos para que se coman su plato en vez de jugar con él. Sin embargo, este artista japonés ha destrozado esta máxima esculpiendo bellas figuras en piezas de fruta y verdura. Gaku, tal y como se hace llamar en Instagram, utiliza esta red social para mostrar sus obras de arte comestiles que moldea con la ayuda de un pequeño bisturí.

No es casualidad que el origen de este instagamer sea japonés ya que es en el país nipón de donde procede el arte del ‘Mukimono’, consistente precisamente en el tallaje decorativo de vegetales.

Hace ocho meses que Gaku deleita a los usuarios de esta red social con sus creaciones en las que consigue labrar figuras geométricas que parecen casi imposibles. Asegura que tiene que trabajar contra reloj por culpa de la rapidez de oxidación de su materia prima. A pesar de la belleza de su obra final Gaku termina comiéndose su propia obra una vez ha pasado por su cámara.


LEAVE A REPLY