Doris Aguirre

El presidente regional del Callao, Félix Moreno Caballero, habría negociado el pago de 4 millones de dólares con la constructora Odebrecht a cambio de la adjudicación del tramo chalaco de la Costa Verde, cuyo costo inicial se fijó en 313.5 millones de soles, de acuerdo con la denuncia que ha presentado por el Equipo Especial que dirige el fiscal Hamilton Castro.

De acuerdo con la declaración del colaborador eficaz 03-2016, de los 4 millones de dólares, se habría acordado que el 60 por ciento (2.4 millones de dólares) fueran entregados a Moreno, a través de Favre y el 40 por ciento (1.6 millones de dólares), al empresario de nacionalidad israelí pero residente en Perú, Gil Shavit, se consigna en la investigación fiscal.

 

Las declaraciones del colaborador eficaz de Odebrecht -identificado con la clave 03-2016-, indican que Félix Moreno contó con la colaboración del publicista brasileño Luis Favre para recibir los 2.4 millones que le correspondía de la coima.

Supuestamente, Moreno contrató a Favre para que lo asesorara en la campaña por la reelección como presidente regional del Callao, “por lo que acordó con Odebrecht que pagase a este los 2.4 millones acordados de la coima”. Los abonos se habrían realizado en cinco armadas de 400 mil dólares cada una, entre junio de 2014 y marzo de 2015, a nombre de Favre, según la denuncia fiscal.

Colaboradores de Favre niegan que este recibiera pagos de Odebrecht o Félix Moreno y que los pagos por las campañas políticas se realizaron a través de la empresa FX para la que el publicista argentino trabaja.

En la trama, “el sobrenombre del publicista era “Taça” (taza)”, según los documentos.

En el caso de Shavit solamente se pagó 760 mil dólares a una cuenta “offshore” en Bahamas, porque la detención del presidente de Odebrecht, Marcelo Bahia Odebrecht, interrumpió la trama ilegal, dice el documento fiscal presentado al Poder Judicial.

El origen del negociado

El fiscal Sergio Jiménez, del equipo que dirige Hamilton Castro, investiga a Moreno y Shavit por los presuntos delitos de tráfico de influencias y lavado de activos y consiguió que la titular del Segundo Juzgado de Investigación Preliminar, Zaida Pérez Escalante, autorizase la detención del empresario israelí y el allanamiento de 10 inmuebles, tanto del presidente regional del Callao como de su amigo el empresario israelí.

De acuerdo con el relato del colaborador eficaz brasileño, el pago del soborno de 4 millones de dólares se produjo como resultado de tres reuniones entre los confabulados:

  1. “A fines de 2012, Gil Shavit, a nombre de Félix Moreno, sostuvo una reunión con el “funcionario 5” de Odebrecht para “consultarle si estaba interesado en participar de la obra”, en referencia a la construcción del tramo del Callao de la Costa Verde”.

  1. “En el primer trimestre de 2013, esta vez Félix Moreno con Gil Shavit, sostienen un encuentro con el “funcionario 5” de Odebrecht “y se le propone favorecer (a la constructora) con el otorgamiento de la buena pro a cambio de los 4 millones de dólares, de los cuales el 60 por ciento sería para Félix Moreno, que serían entregados a Luis Favre por servicios proporcionados a la campaña electoral 2014 (de Moreno, y el 40 por ciento para Gil Shavit, siendo aceptada la propuesta”, señala el documento fiscal.

  1. “En abril de 2013,  de acuerdo con el relato del colaborador eficaz, se registró una tercera reunión, después que el colaborador brasileño 03-2016 recibió de los acusados información y documentación sobre el proyecto, “lo que la empresa Odebrecht consideró inviable, por lo que Félix Moreno se compromete a realizar cambios en el proyecto mediante adendas al contrato, además de limitar la participación de otras empresas”.

Todo lo indicado, de acuerdo con las primeras indagaciones del fiscal Jiménez, efectivamente ocurrió, lo que explicaría los pagos efectuados por Odebrecht, que entregó documentación probatoria sobre las transferencias de fondos.

Entre la información otorgada por Odebrecht se cuentan con los correos electrónicos dirigidos a “Waterloo”, sobrenombre del hombre fuerte de la División de Operaciones Estructuradas, Fernando Migliaccio Da Silva, “el señor de los sobornos”, el cerebro del pago de coimas que obedecía directamente las órdenes de los mandamases de la constructora brasileña.

Para el abono de las coimas Migliaccio usó la red de empresas “offshore” de Odebrecht para ocultar los pagos ilegales.


LEAVE A REPLY