Últimamente nos hemos acostumbrado a lidiar, en nuestro día a día, con nuevos términos procedentes del inglés que, con la globalización de los medios y los negocios, han calado hondo en nuestra forma de hablar. En el sector del marketing y las redes sociales, ‘Youtuber’, ‘freelance’ o ‘influencer’ son parte del vocabulario oficial, pero hay muchos más. En este caso, vamos a centrarnos en los influencers y su importancia en este ámbito. Y es que, ¿están cambiando realmente el universo del marketing online?

¿Qué es un influencer?

Tal y como su propio nombre indica, un influencer es aquel que puede influir sobre los demás. Sus opiniones en las redes sociales transmiten credibilidad y se han convertido en aliados de las marcas, ya que, mediante sus publicaciones, despiertan el interés de los usuarios y amplifican, tanto la visibilidad de la compañía como su fiabilidad.

Hoy en día, existe una gran variedad de influencers reconocidos. Entre los más populares, destacan algunos como el futbolista Andrés Iniesta, que ha participado en campañas como la lanzada en Twitter por Estrella Damm con el ‘hashtag’ #LasPequeñasCosas. También Isasaweis, la popular ‘vlogger’ española, que aprovecha cada uno de sus vídeos de YouTube para publicitar y dar su opinión sobre productos de diferentes marcas que ella misma ha probado.

¿Qué consiguen las marcas al apostar por un influencer?

La estrategia de los influencers puede entenderse, en cierto modo, como una evolución del ‘word of mouth’ o ‘boca a boca’. Este concepto hace alusión al valor que tienen las opiniones de otros consumidores, especialmente si son personas conocidas, sobre las decisiones de compra de los usuarios.

El llamado marketing de influencers supone ciertas ventajas para las marcas que no pueden encontrarse en otro tipo de estrategias:

1. Amplificación del mensaje. El influencer tiene una comunidad de seguidores muy fiel que permanece al tanto de sus consejos y recomendaciones. Al apostar por él, se abre un camino hacia todos ellos que, de otro modo, sería difícil conseguir.

2. Incremento del tráfico. Los seguidores de un influencer suelen tener muy en cuenta los consejos de la persona en la que confían, por lo que sus publicaciones aumentan el tráfico hacia la compañía.

3. Empatización con la comunidad. Si el influencer da una opinión positiva y reafirma los valores y conceptos que trata de transmitir la marca, la sensación de cercanía y complicidad será mucho mayor.

4. Inmunidad ante los ‘adblockers’. Se estima que aproximadamente el 47 % de los usuarios de Internet tienen instalados en su navegador un ‘adblocker’, es decir, un programa para bloquear la publicidad de las páginas web que visitan. Esto, evidentemente, dificulta la labor promocional de las marcas. Sin embargo, el ‘Influencer Marketing’ es totalmente ajeno e inmune a esto.

La naturalidad como elemento clave de las estrategias comerciales con influencers

Resulta absolutamente indispensable que la campaña para promocionar una marca o un determinado producto a través de un influencer, sea lo más natural posible. Así, los seguidores percibirán la prescripción como real y fiable.

Pero, ¿cómo conseguir esa naturalidad? No cabe duda de que una de las claves pasa por plantear la estrategia y los objetivos que se quieren alcanzar (aumentar la notoriedad de marca, mejorar el engagement, captar clientes de la competencia…) antes de contactar con el influencer. Asimismo, también deben concretarse los elementos que contendrá el mensaje.

Una vez que todos estos aspectos se hayan definido, llega el momento de ponerse en contacto con el influencer, e informarle sobre la campaña y su procedimiento para que transmita el mensaje con su propio estilo. Al fin y al cabo, nadie mejor que él conoce las características de su público y cómo puede encajar mejor un contenido publicitario, sin que parezca forzado o fuera de lugar.

También hay que tener en cuenta que, por lo general, un influencer es un sujeto autónomo que no tiene la obligación de trabajar para una empresa en exclusiva. De hecho, es bastante frecuente que lo haga para varias simultáneamente y que no se firmen cláusulas de exclusividad en los acuerdos. Sin embargo, sí es habitual que, al menos durante la duración de la campaña, no puedan ejercer como imagen o altavoz de la competencia.

Por otro lado, aún cuando se ha elaborado el mensaje y se ha encontrado al influencer perfecto para transmitirlo, no hay que bajar la guardia. Y es que, generalmente, las empresas tienden a seguir determinadas tendencias sin prestar atención ni reflexionar sobre la conveniencia de hacerlo. Por ejemplo, Instagram puede ser una de las plataformas preferidas de los usuarios y de los ‘bloggers’ pero, si tu marca no funciona bien en ella, es mejor buscar alternativas y no derrochar recursos y esfuerzos.

En este sentido, dentro del universo del Influencer Marketing, es frecuente afirmar que, si se encuentran los influencers y las plataformas sociales adecuadas, el éxito está asegurado.

Modelos absolutamente innovadores aparecen cada día

A la luz de todo esto, en los últimos tiempos, han surgido nuevas ideas de negocio basadas en el marketing de influencers como la que ofrece SocialPubli.com, una plataforma española pionera en poner en contacto a marcas e influencers de todo tipo de sectores, para que puedan colaborar juntos.

El objetivo fundamental pasa por captar, no ya a personajes famosos, sino también a microinfluencers, es decir, influenciadores de opinión con comunidades de usuarios inferiores a los 5000 seguidores, para que promocionen marcas y productos entre sus círculos de confianza (amigos, familiares, compañeros de trabajo…). La ventaja es que, con esta táctica, se apela a públicos más concretos, más definidos, lo que facilita el envío de mensajes claros, nítidos y que, muy probablemente, van a resultar muy efectivos, dado que llegan de alguien que conocen.

Además, el coste del trabajo de un microinfluencer es mucho más reducido que el de un influencer estrella con cientos de miles o, incluso, millones de seguidores en sus redes sociales.

La burbuja de influencers en épocas especiales

Aunque la apuesta por los influencers a la hora de diseñar estrategias de comercio online no es nueva, lo cierto es que todo parece indicar que las próximas fiestas navideñas van a batir récords. Solo hay que comprobar cómo hasta las empresas más pequeñas, gracias a la proliferación de los influencers, están apostando por esta clase de estrategias de marketing.

Sin lugar a dudas, en cuanto empiece el mes de noviembre, nos vamos a encontrar con un constante bombardeo de mensajes publicitarios de este tipo. ¿Por qué? Pues por la proximidad del ‘Black Friday’, evento de origen norteamericano que tiene lugar inmediatamente después del día de Acción de Gracias (cuarto jueves del mes de noviembre), y en el que los comercios aprovechan para lanzar exclusivas ofertas para dar comienzo a la campaña de Navidad.

Llega el momento de hablar de resultados

Está claro que, si las marcas que operan a través de Internet apuestan tan fuerte por las técnicas del marketing de influencers, es porque se traducen en resultados positivos. Estos pueden observarse en varios sentidos.

El primer resultado con el que se topan aquellos que se deciden por esta opción se encuentra en el engagement, es decir, en la capacidad de crear relaciones duraderas y sólidas con sus usuarios, traduciéndose en fidelidad y compromiso. Para hacerse una idea: una buena estrategia de ‘Influencer Marketing’ supone un engagement 16 veces superior al que se obtiene usando modelos tradicionales.

Además, acudir a influencers o microinfluencers para llegar al público objetivo también supone un retorno de la inversión. En términos de ventas, los beneficios de estas estrategias de marketing online son más difíciles de cuantificar. Esto se debe, fundamentalmente, a que no siempre se busca el incremento de las ventas a corto plazo y a que las técnicas pueden prolongarse en el tiempo.

Una apuesta económica, de bajo riesgo y llena de oportunidades

Dentro del amplio universo que supone el marketing online, los negocios que operan a través de Internet han encontrado en el marketing de influencers, la forma ideal de llegar a un público más específico y que, de otro modo, resultaría prácticamente inaccesible. Además, esta especificidad permite elaborar mensajes realmente personalizados y efectivos que, en muchos casos, como mínimo, se traduce en incrementos del tráfico web.

Por su parte, la proliferación del negocio de los microinfluencers, ha traído consigo un modelo promocional económico y accesible para negocios online de todo tipo. Ya no hace falta contar con grandes presupuestos para contratar a la estrella del momento. Ahora se puede acceder a grandes cantidades de clientes potenciales por muy poco.