1) ¿Cómo fue tu acercamiento al mundo del arte?

Yo creo sucede como a todos, hasta las personas que empiezan a cantar o bailar, es con ensayos, con ganas de hacer las cosas que uno quiere hacer, desde pequeño me gustó y con el tiempo se convirtió en mi pasión.

2) ¿Cómo empezaste a pintar?

Desde pequeño me gustaba mucho dibujar, pero no había las posibilidades que hay ahora, por ejemplo en la ciudad de Guadalajara en la escuela que yo estudiaba no recuerdo que hubiese una materia que fuera totalmente de arte, lo más acercado que recuerdo era manualidades, bordado, talleres que empleaban papel y madera. Cuando tenía 12 años concursé en “El niño y la mar” y gané el primer lugar estatal, y eso creo que me llevó a un interés diferente. Entre los 16 y 17 años fue cuando me metí más al dibujo, a la pintura. Un interés de verdad, antes era un hobbie como muchos chavos.

3) ¿Por qué pintura y no otra expresión artística?

En muchas de mis piezas vas a encontrar guitarras, música y folklor. Cuando yo era chavo tenía ganas de ser bailarín, mi papá fue militar durante más de 25 años y cuando le dije que quería aprender danza, que quería ballet, imagínate. Y cuando tomé clases de guitarra y piano a los 12 años nunca logré dominarlas como hubiese querido. Por eso es que traigo la música en lo que me gusta hacer. En la pintura plasmo todo lo que me gusta, lo que quiero, en ella expreso todo lo que tengo.

4) ¿Recuerdas tu primera obra, qué era, qué expresaba?

Me acuerdo de piezas que hice cuando era pequeño, que fueron dinosaurios, me gustaba pintar retratos, pintar a las personas que llegaban a la clase, a los maestros, me gustaba pintar ese tipo de cosas, pintar cosas de niños, eso era lo divertido. ¿Sabes con qué estaba emocionado? Con los bochitos me gustaba pintarlos, eran muy fáciles de pintar, el primer dibujo que hice lo vi en un libro, y también me encantaba ver a Bob Ross, ese cuate era lo máximo.

5) ¿Dónde nace la inspiración de Enrique Chiu?

¿La inspiración?… Ésta una de esas preguntas que no sabes cómo contestarlas, porque la inspiración puede surgir en cualquier momento y de cualquier cosa, a veces llegas cansado, te quitas toda la ropa que traías, te pones cómodo, y te dan ganas de hacer cosas, te dan ganas de pintar para relajarte. La pintura relaja, la pintura te llena de cosas, de emociones que tienes que sacar, a veces es la única manera que tienes para expresarte. Y otra inspiración que he tenido y que es muy común es cuando tienes el deseo de hacer algo por alguien, en ese momento te dan ganas de pintar. Como cuando estás emocionado y le quieres regalar algo a tu mamá, le quieres regalar algo a tu novia, a alguien, por ejemplo ¿qué le voy a regalar de Navidad? Una pintura.

6) ¿Cuál ha sido la obra que más te ha marcado?

Han sido varias, empecé desde muy chico a trabajar en negocios


LEAVE A REPLY