A los grandes recuerdos

Mundo de estrellas
alumbrando tu sonrisa
corcel blanco
transportando tu piel

Te recuerdo en las calles
descubriendo la ciudad
en espacios nuevos
que tus ojos crearon

Sensaciones de piel
nacidas de un encuentro
cuerpos desconocidos
saboreándose en el altar

Mundo de sueños
nacidos del pecado
placeres mundanos cómplices
recreándose en la almohada

Días eternos
en madrugadas ardientes
corazones en una dirección
en cada latido de aliento

Tu piel en el agua
deslizándose en el espacio
cortando los caminos
hacia un destino que se quebró

Recuerdo los momentos
en que el mundo fue sonrisa
transformando la piedra en carne
hoy tan sangrante como el Cristo

Fantasma del tiempo dulce
mutaste en la oscuridad
tatuando imágenes felices
en un alma que aun te siente​


José Carlos Botto Cayo – Diciembre 2007

SHARE
Previous articleEsencias
Next articleEntrevista a Umberto Eco

LEAVE A REPLY