Es lugar común de diversos estudios sobre el Perú concluir que una de las debilidades que enfrenta es la falta de una fortaleza institucional.

Y no solo no hemos progresado en ese aspecto, sino que ha venido deteriorándose al punto que estamos en zona crítica, tal como lo ubica el informe de Desarrollo Sostenible (IDS) de ESAN Graduate School of Business, registrando un promedio de eficiencia de 3.9 puntos, dentro de la escala del 0 a 10, según el IDS. “El resultado es reflejo de una continua caída en el Subsistema de Recursos Institucionales y Normativos (gestión de la Presidencia, paz social, gestión de los poderes públicos, etcétera) y el Subsistema de Recursos Naturales (calentamiento global, manejo de agua, minería informal, deshielo de los nevados, etcétera).

Desde setiembre del 2015 se observa un paulatino empeoramiento, permaneciendo el país en zona crítica, al no superar los 4 puntos.

Perspectivas
Esta situación del país se debe a la falta de planificación, organización, tecnología; y de mayor inversión pública y privada.

Hacia futuro, el equipo editor del IDS de ESAN presenta tres escenarios: el primero, en donde no hay estrategia ni liderazgo, manteniendo bajos los niveles de desarrollo y en el peor de los casos con tendencia a empeorar. El segundo, a la espera que los factores externos nos favorezcan.

Y, por último, el escenario ideal, uno que incluya una visión de desarrollo, generando una cultura basada en valores, reformas institucionales, democratización del conocimiento, combate frontal de la corrupción y el crimen, atracción de la inversión privada, crecimiento del mercado interno y apuesta por las tecnologías ecoeficientes.

Instituciones y ambiente
Las variables e indicadores que utiliza el IDS (ver otrosí digo) pertenecen a cuatro dimensiones: institucional, ambiental, social y económica del Sistema Territorial Peruano.

La dimensión institucional tiene un promedio de 3.5 (sobre 10), lo cual coloca a nuestro país en zona crítica y ello se explica por los promedios muy bajos (de 1 sobre 10) en las variables de gestión de la administración pública, respeto por las normas y leyes y percepción de la seguridad ciudadana. No obstante, las variables de población que no ha sido víctima de robo, agresión o estafa y ejercicio de la democracia se encuentran por encima del límite crítico con un promedio de 7 y 6 (sobre 10), respectivamente.

En cuanto a la dimensión ambiental o Subsistema de Recursos Naturales (RRNN), esta alcanza un promedio de 2.5, siendo el más bajo, en comparación a los otros subsistemas.

Ello es producto de la calificación de 1 (siempre sobre 10) en las variables de aire en zonas urbanas y fauna; de 2 en minerales e hidrocarburos; 3 en bosques y gestión del territorio; 4 en suelo y 5 en agua, “que reflejan una grave amenaza para el ecosistema natural de todas las regiones del Perú.

Económico y social
La buena noticia es que los subsistemas de Recursos Sociales y Poblacionales o dimensión social y el de Recursos Económicos, Científicos y Productivos o dimensión económica, presentan variables con puntajes por encima del límite crítico, es decir, mayores a 5, como son el caso de educación e infraestructura de servicios básicos, ambos con un puntaje de 8, alcanzando la zona óptima.


LEAVE A REPLY