Decir adiós
a los amigos
a los no tan amigos
a los que nunca fueron amigos

Decir adiós
al mundo
al cielo y sus estrellas
a los fantasmas

Decir adiós
a los poemas
a las ideas
a las esperanzas

Tan solo decir adiós
a este infierno
con sus bocanadas de dolor
con manantiales de angustia

Decir adiós
sin dar las gracias
sin saber mis errores
sin existir una vez más


José Carlos Botto Cayo