Si una persona no comete errores, significa que no se esfuerza lo suficiente. Por ello, es necesario que se comprometa en mayor medida con el crecimiento personal.

Fernando Descotte
Gerente General Vistage

La clave para estar equivocado productivamente es estar dispuesto a admitir que está equivocado.

De esta manera, puede aprender de sus errores.

Tomar conciencia de ello conduce a los ejecutivos a lograr mejores soluciones.

Para muchos líderes empresariales y empresarios, admitir un error o notar que algo no funcionó de acuerdo con lo planificado crea un ambiente de confianza entre su equipo.

La transparencia de admitir sus errores requiere coraje y es fundamental para el crecimiento porque aumenta la oportunidad de recibir ayuda de otros y de generar mayores niveles de confianza.

Los directivos no pueden mejorar si no tienen la capacidad de admitir que no siempre tienen todas las respuestas y que requieren de apoyo en la toma de ciertas decisiones.

En algunas organizaciones, el liderazgo establece “círculos de calidad” de equipos multidisciplinarios para resolver problemas.

En los consejos consultivos privados de Vistage, por ejemplo, los ejecutivos de organizaciones no competidoras invitan a otros a darles sus perspectivas para solucionar sus desafíos con el interés de lograr un mejor resultado para sus negocios y para ellos mismos.

Ambos enfoques invitan a otros a aportar nuevas perspectivas en la búsqueda de la mejora continua.

Este proceso genera la necesidad de fomentar una cultura de mejora continua, la confianza y la tolerancia cero para el juego de la culpa alineará a su equipo para lograr cosas más grandes.

Estar equivocado se convierte en una herramienta para el crecimiento, el aprendizaje y la construcción de confianza en lugar de una evaluación negativa.


LEAVE A REPLY