Los presuntos sobornos de la empresa brasileña Odebrecht a ex altos funcionarios peruanos se ha convertido en un verdadero desafío para la justicia del país, dijo hoy el presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Duberlí Rodríguez.

“Un desafío para toda la administración de justicia en general”, expresó Rodríguez sobre las denuncias de pagos por US$29 millones realizados por el consorcio brasileño para ganar licitaciones de obras públicas.

El máximo representante del Poder Judicial señaló que como parte de las acciones anticorrupción que realiza la institución, ha implementado un programa de capacitación de jueces especialmente en el tratamiento de los delitos por el caso Odebrecht.

“Estamos capacitados para ver todos los delitos, pero hay algunos que requieren de más preparación”, dijo Rodríguez apenas un día después que asumió el cargo en la CSJ.

El presidente del Poder Judicial agregó que durante su gestión se enfatizará en la capacitación y se preparará a los jueces dedicados al combate a la corrupción, a la altura para juzgar, si es necesario, a un ex ministro o un ex presidente.
“Se necesita de jueces debidamente preparados para responder cuando el Ministerio Público haga un requerimiento de prisión preventiva para, por ejemplo, un ex presidente o un ex ministro”, anotó.

Rodríguez puntualizó que el caso Odebrecht no es un caso simple, la magnitud de los pagos realizados por la empresa puede ser calificada como un acto de “megacorrupción”, que debe ser tratada de manera adecuada por la justicia peruana.

De acuerdo con un informe de la justicia estadounidense, los pagos por este consorcio transnacional habrían sido realizados durante los gobiernos de los presidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).


LEAVE A REPLY