El ex viceministro de Comunicaciones, Jorge Cuba, fue trasladado esta tarde desde la carceleta del Palacio de Justicia hasta el penal Piedras Gordas (Ancón I). Ahí cumplirá los 18 meses de prisión preventiva que el Poder Judicial ordenó en su contra mientras es investigado por los presuntos delitos de tráfico de influencias y lavado de activos, ello en el marco del Caso Odebrecht.

Custodiado por policías, Jorge Cuba subió a un bus del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) a las 6:16 p.m con las manos esposadas, pero cubiertas con un trapo.

De acuerdo al fiscal anticorrupción Hamilton Castro, entre el 3 de julio del 2013 y el 11 de mayo del 2014, la constructora brasileña hizo tres depósitos por un total de US$2 millones al ex viceministro de Comunicaciones a través de la ‘offshore’ Hispamar International Corporation.

A cambio de este monto, Jorge Cuba ayudó a Odebrecht a ganar las licitaciones de los tramos 1 y 2 de la línea 1 del metro de Lima, según la resolución judicial del allanamiento de los inmuebles del ex viceministro y de Edwin Luyo, ex integrante del comité seleccionador de dicha obra, licitada y ejecutada durante el segundo gobierno de Alan García.

Así, tras haber permanecido prófugo, Jorge Cuba es el tercer ex funcionario del segundo gobierno aprista que es encarcelado como medida preventiva.

Cabe recordar que en el mismo centro penitenciario también se encuentra desde el pasado 23 de enero Edwin Luyo, a quien la fiscalía imputa los delitos de cohecho (soborno) y asociación ilícita para delinquir.

En tanto, Miguel Navarro, ex funcionario del despacho del viceministerio de Comunicaciones durante el segundo gobierno aprista, cumple la misma medida restrictiva en el penal Miguel Castro Castro.


LEAVE A REPLY