Origen del Arte Rococó
La Arquitectura Rococó se desarrolla entre 1730 y 1760, el movimiento artístico es original de Francia, sin embargo influyó en toda Europa en las disciplinas de: pintura, escultura, música, mueblería y arquitectura. La la idea estética que propone el estilo Rococó es una continuación del arte Barroco tardío. Las construcciones se caracterizan por su ornamentación recargada y el uso de eleméntos propios del estilo como, columnas en forma de espiral (volutas) y ornamentación escultórica prodigiosa, adosada en el exterior de los edificios, generalmente hecha en piedras nobles.

Los Ideales del Estilo
El arte del Siglo XVIII se desarrolla en medio de grandes cambios a nivel filosófico, científico y religioso. En el llamado Siglo de las Luces surgieron en Europa numerosas corrientes de pensamiento, esta variedad se manifestó en materias que hasta entonces permanecían más o menos unificadas: arte ciencia y religión. Los ideales del estilo Rococó así como del Barroco se basan en la consideración de las ideas del nuevo pensamiento ilustrado, este proponía la abolición de toda idea estética preconcebida, para así, desde una perspectiva netamente humanista, rehacer todo cuanto se consideraba como verdad absoluta.

La Arquitecura del Barroco al Rococó
La linea que separa la arquitectura Barroca y Rococó es muy fina en cuanto a los ideales estéticos que las inspiran, sin embargo, se puede observar un gran cambio en las formas de las construcciones y su ornamentación, esta transformación responde al intento de los arquitectos de suprimir las pocas influencias religiosas que aún influían en el arte Barroco. Así la arquitectura Rococó busca ser una expresión pura del ser humano.


Fuente: http://www.arquitectura-antigua.es/rococo/