El poder de los mudras.

El ser humano, y también muchos animales, se comunican  por los gestos del cuerpo, de la cara, de la mirada y también a través de las manos. A través de los movimientos de las manos, comunicamos a los otros lo que en determinado momento,  está pasando por nuestra mente.
En la tradición budista,  la posición de las manos en las imágenes de Buda  guarda un profundo simbolismo. Estas posiciones de las manos se denominan mudras y reflejan algunas de las actitudes mentales del Buda.  Existen cinco posiciones de las manos o mudras  fundamentales, que reflejan cinco situaciones mentales.
En el Dhyana Mudra, la mano derecha, que tiene las energía masculina, reposa sobre la mano izquierda, que tiene la energía femenina.  El Dhyana Mudra representa la fuerza de la  meditación como camino para alcanzar la iluminación.
japon
Dhiani Mudra. Meditación
En el varada mudra, la mano izquierda permanece en la misma posición, mientras que la mano derecha desciende señalando el suelo con la palma hacia afuera. Representa la generosidad, la actitud de ofrecer, de dar.
b6ea62901366f7570d247884d1001bd3
Varada Mudra. Generosidad. Dar.

 

En el abhaya mudra la mano derecha se eleva , los dedos se abren y la palma de la mano se coloca hacia fuera. La mano izquierda permanece en la misma posición.  Representa la ausencia de  miedo y la protección.
Abhaya mudra. Protección
Abhaya mudra. Protección
En el vitarka mudra el dedo pulgar de la mano derecha se cierra en circulo con el dedo índice , tocándose con las yemas. La mano izquierda permanece en la misma situación. Es la sabiduría, el conocimiento.
Vitarka mudra. Conocimiento
Vitarka mudra. Conocimiento
En el bhumispara mudra, la mano derecha con el dorso hacia delante desciende con los dedos extendidos has ta tocar el suelo, mientras la mano izquierda permanece en la misma posición. Este mudra simboliza el poder de la tierra , la resistencia a la tentación, el permanecer imperturbable.
diyhani
Bhumispara mudra.Tierra
Los mudras, van sin embargo mucho más allá de la pura expresión. El adoptar las posturas de las manos, nos ayuda a tranquilizarnos y a meditar , a protejer nuestra mente de las agresiones externas, a seguir en contacto con la tierra, a tomar una actitud generosa, y  elevar nuestro conocimiento.  Pareciera que las posturas de las manos, la posición de nuestro cuerpo, tuviera también una influencia en nuestra mente. De este modo,  se producirían con los mudras dos efectos: uno hacia afuera la postura como expresión de nuestra mente y uno hacia dentro en donde adoptar una cierta posición  con nuestras manos y nuestro cuerpo tendría, a su vez ,  un efecto potente sobre nuestra mente.
 Carlos Iracheta  recomienda  usar de vez en cuando los  cinco mudras. El dice  que la respiración se hace más profunda y más consciente y  la  mente se serena.
Publicado por  Carlos Iracheta

LEAVE A REPLY