El ermitaño busca
encuentra
des-encuentra
reencuentra
seduce la luz de la sabiduría

Renace en cada amanecer
alumbrando el mundo
con un farol de recuerdos
seduciendo la luna que desaparece

Carga consigo viejos placeres
que el mundo esconde
deseando que vuelvan a aparecer
como los fénix de la niñez

El ermitaño alumbra el horizonte
descubre
esconde
re-descubre
ese lenguaje olvidado de las plantas

Comulga con los cielos
escuchando a los ángeles
mientras fuma la pipa del olvido
cerrando los ojos
transportándose a Dios


José Carlos Botto Cayo

LEAVE A REPLY